domingo, 11 de julio de 2010

Flores rojas para la Pasión

Las flores rojas en el dormitorio activarán la pasión en las relaciones de pareja. Cuelga un cuadro de ellas para activar tus relaciones amorosas.

6. Remedios y Potenciadores del Feng Shui


Potenciadores del Fuego


Velas, objetos de color rojo. Para agregar esta energía a la casa se puede recurrir a las velas o flores, siempre sin abusar de este elemento que puede llevar al estres.

Potenciadores de Madera

Plantas naturales. Para propiciar la creatividad de los habitantes de una casa o cuando se emprenden nuevos proyectos con esta energia, se puede añadir plantas, objetos de madera o de color verde.

Potenciadores de Agua

Fuentes pequeñas, Peceras. Para reforzar esta energía a la casa también se pueden añadir objetos de color blanco, de metal y formas redondas (simbolos de Metal y por lo tanto generadores de Agua)

Potenciadores de Tierra

Objetos de terracota o que contengan tierra. Piedras ornamentales. Para atraer su energía se recomienda mobiliarios anchos y largos, sofás largos y cómodos, terracotas o elementos que incluyan tierra o el color amarillo.

sábado, 3 de julio de 2010

MANEKI NEKO

Así se conoce a una escultura muy popular sobre todo en el país nipón, que representa a un gato saludando con la pata alzada. Habitualmente la encontraremos en la entrada de tiendas y establecimientos. Atrae clientes, además de la prosperidad y el dinero.

Maneki viene del verbo maneku (“invitar a pasar” o “saludar”) y neko es “gato”. El significado más aproximado es “gato que invita a entrar”. Según la tradición japonesa, el mensaje que nos está transmitiendo el gato es el de “Entra, por favor. Eres bienvenido”.

LEYENDA

Durante el siglo XVII, existía en Tokio un templo que había conocido días mejores y que tenía serios problemas económicos. El sacerdote del templo era muy pobre, pero aún así, compartía la escasa comida que tenía con su gato, Tama.

Un día, un hombre de gran fortuna e importancia fue sorprendido por una tormenta mientras cazaba y se refugió bajo un gran árbol que se encontraba cerca del templo. Mientras esperaba a que amainara la tormenta, el hombre vio que un gato le hacía señas para que se acercara a la puerta del templo.

Tal fue su asombro que dejó el refugio que le ofrecía el árbol y se acercó para ver de cerca a tan singular gato. En ese momento, un rayo cayó sobre el árbol que le había dado cobijo.

A consecuencia de ello, el hombre rico se hizo amigo del pobre sacerdote, y el templo prosperó, con lo que el sacerdote y su gato nunca volvieron a pasar hambre. Tras su muerte, Tama recibió un solemne y cariñoso entierro en el cementerio para gatos del Templo Goutokuji, y se creó el Maneki Neko en su honor.